Izquierda
Recesión Económica

Perú: se avecina la recesión económica

Con la política económica que viene implementando el gobierno, será improbable frenar la recesión económica que se avecina. Simplemente porque el sistema económico-social privilegia a unos pocos y arruina a muchos. Es propio de este modo de producción.

(IMAGEN): Recesión Económica

Piter Mayta Caso

elcamino@gmail.com

Actualizado el 10/04/2020 a las 02:36

Por: Soc. Piter Mayta

La pandemia del COVID-19 evidenció la existente precariedad en el sector público: salud, educación, vivienda, estabilidad laboral, etc. Gran porcentaje de la población peruana vive a diario su “jueves negro”, a diario padece las necesidades básicas dentro de la escala establecida por el psicólogo estadounidense Abraham Maslow.

En términos del sociólogo Niklas Luhmann, vivimos en una sociedad compleja que se rige por una anomia social, esta es una característica propia del sistema capitalista. Para controlar el poder económico, político, social y cultural, implantaron su sistema panóptico*; en una sociedad como la nuestra, esto resulta ineficaz debido a la economía amorfa y atrasada.

Ante la presencia de la pandemia COVID-19, para preservar la estructura económico-social, se aplicó con mayor rigidez la vigilancia y el control. A pesar de todo el esfuerzo que viene realizando el Estado, parece ser que la recesión es inevitable, básicamente por los siguientes motivos que se explicará a continuación.

Según cifras del 2018 proporcionadas por el Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial (IEDE), 9.7 millones de empresas operan en la economía peruana, de las cuales, el 75% pertenecen al sector informal, mientras que el 25% restante se ubica en el sector formal. Asimismo, dentro de las empresas informales, el sector agropecuario tiene una mayor participación con 2.4 millones de productores (33.1%) con una baja productividad frente a otros sectores productivos. El monto restante, 66.5% pertenecen a empresas no agropecuarias, el rubro del comercio con una participación de 22.4%, transporte y almacenamiento 14.2%, restaurantes y alojamientos 8.4% y manufactura 7.3%.

Por otro lado, según cifras del Ministerio de Producción (2017), el 99.5% del total de empresas formales se encuentra dentro de la categoría micro, pequeña y mediana empresa (MIPYME). De ello, el 96.2% son microempresas, 3.2% pequeña y 0.1% mediana empresa. Sólo el 0.5% son empresas grandes; de acuerdo el ranking del 2019 sobre el rubro de las grandes empresas, las 20 compañías más sobresalientes se encentran dentro del sector minero y petrolero.

Teniendo estas cifras, mucho antes de la pandemia, un incremento progresivo de la economía era una tarea imposible debido a las características particulares de nuestra economía: informalidad y microempresas, a esto se suma que las dos principales actividades que concentran mayor número de mano de obra son el sector agropecuario y comercio. Estos rasgos económicos son propios de un país de tercer mundo. De ahí que hablar en términos económicos sobre la “reactivación económica” es inverosímil.

El programa “reactiva Perú” es una política económica de crédito que está enfocada en las MIPYMES, la cual, tiene por objetivo evitar romper las cadenas de pago. El monto asignado de 30,000 millones de soles, es destinado a las empresas formales.

En conferencia de prensa y en entrevistas televisadas, la ministra de economía y finanza (MEF) indicó que “el crédito a empresas tendrá un periodo de gracia por 12 meses con un plazo de 36”. A simple vista parece una propuesta popular. Sin embargo, teniendo en cuenta los datos mencionados en párrafos anteriores, esto resulta lo contrario. Básicamente por dos razones: primero, es un crédito que está destinado a empresas formales; segundo, es un crédito con interés, su regulación estará a cargo de la Superintendencia de Banca y Seguro (SBS). Resaltemos, nuestra economía es informal y se rige por las microempresas.

Todas las medidas del gobierno están destinado a empresas formales, en cifras absolutas, hablamos de un 20% de la economía peruana. Con esta política económica resulta improbable frenar la recesión que se avecina. Simplemente porque el sistema económico-social privilegia a unos pocos y arruina a muchos. Ante cualquier situación de anomia social, las consecuencias siempre recaen en el pueblo. Es propio de este modo de producción.

------------

* Panóptico:Es un sistema de vigilancia de las relaciones de la vida cotidiana basado en el poder, el cual se centra en ver y controlar sin estar ahí y ser visto.

352

Últimas Noticias