Izquierda
Covid-19

Región Loreto: estalla crisis de salud por el coronavirus

Ante el colapso hospitalizario alcanzado en Loreto, 37 profesionales médicos viajaron para reforzar la atención de contagiados por COVID-19 en el Hospital Regional de Loreto - anunció el Ministro de Salud este domingo.

(FOTO): Hospital Regional de Loreto

Redacción El camino prensa

elcamino@gmail.com

Actualizado el 29/04/2020 a las 03:36

Al 27 de abril a las 00:00:00, la expansión del COVID-19 en nuestro país, registró un total de 28.669 casos confirmados y 782 fallecidos. Si bien Lima y Callao continúan liderando las cifras de contagiados por la pandemia, el aumento en Lambayeque, Loreto y Piura es alarmante. De estas regiones, la selva peruana preocupa titánicamente, por la limitada capacidad logística y operativa de sus establecimientos de salud, tanto para afrontar la pandemia como otras enfermedades cotidianas que los afectan duramente.

Después de anunciar la ampliación de la cuarentena, este último domingo el presidente Martín Vizcarra, informó que existen 165 camas de Unidad de Cuidados de Intensivos (UCI) disponibles para atender a los pacientes con coronavirus; a su vez, destacó que “De esas 165 [camas UCI], varias están disponibles en regiones donde felizmente no tenemos mayor problema de necesidad de hospitalización de pacientes. Tenemos camas UCI disponibles en algunas regiones cuando hay regiones donde estamos casi al límite como Loreto, Lambayeque, Lima.”.

Para el presidente “estamos casi al límite” en Loreto, lo cual es inaceptable. No es posible que ignore los difíciles momentos que atraviesan los pacientes contagiados por coronavirus en Loreto. Las mismas autoridades locales de salud y otros canales alternativos de comunicación, vienen advirtiendo por casi una semana, la indignante y terrible situación de los hospitales de la región.

El Ministro de Salud, Víctor Zamora, en la conferencia del domingo 26 de abril, recordó que al inicio solo se tenía a disposición 100 camas UCI, pero a la fecha existen 719 camas disponibles y se tiene a 554 pacientes en UCI propiamente equipados con personal y sus respectivos implementos.

Sin embargo, con el aumento de camas exclusivas para atención de pacientes con COVID-19 o la apertura de camas hospitalarias en instalaciones no construidas para salud -como expuso el presidente-, no será suficiente para hacerle frente a la pandemia. Mucho menos resolverá el pronosticado colapso de la situación hospitalaria, por la patente precariedad del sistema de salud peruano, que desde siempre estuvo desabastecido de recursos propios y básicos para brindar atención médica. En especial, en las zonas más alejadas y olvidadas, como la amazonia peruana.

En estos días, Loreto convive con un miedo avasallador al no poder superar una nueva enfermedad que los ataca y que incluso los está matando en los hospitales. Sus dos únicos hospitales autorizados para atención del COVID-19 están abarrotados de pacientes contagiados. Los médicos están privados de realizar una atención médica acorde a la coyuntura y se encuentran altamente expuestos al contagio. Los pobladores se sienten abandonados y frustrados. Si a inicios del año el dengue les causó una crisis sanitaria, lo que ahora enfrentan agrava más su supervivencia.

La historia es similar en Madre de Dios, que algunas comunidades del Parque Nacional del Manu realizaron movilizaciones para exigir al gobierno mayor atención para ellos, a fin de enfrentar la pandemia por COVID-19 y los efectos de la cuarentena. Así lo informó la Federación Nativa del Río Madre de Dios y Afluentes (FENAMAD) , mediante varios vídeos cargados a Facebook.

Nos detenemos por un momento, para anotar que el uso las redes sociales adquirió un papel sobresaliente en esta coyuntura, al visibilizar información que los grandes medios de comunicación dejan pasar. Mucho antes de que la prensa escrita y televisiva se interesara por informar lo que viene ocurriendo en Loreto, o que el ministro Víctor Zamora le prestara importancia a esta región, un usuario de Twitter decidió publicar fotografías del Hospital Regional de Iquitos, el cual brillaba por su precariedad de recursos indispensables ante la pandemia.

En el referido twitter, se lee: "Y estas son las imágenes que llegan del Hospital Regional de #Iquitos. Aquí los pacientes ya no tienen cama. Yacen sobre piezas de piso de colchoneta."

TWITTER

La noticia de que Loreto registraba un alto número de contagiados, pero sin recibir ninguna atención de salud fue desgarradora. En las próximas horas se dio a conocer el abandono de sus centros de salud, la ausencia de equipos médicos y pruebas rápidas agotadas; así como un video que muestra más de una docena de cadáveres envueltos en bolsas negras de basura, amontonados dentro una habitación de la morgue municipal de Iquitos. No había dudas de que una crisis de alto riesgo había estallado en la selva y era urgente afrontar con celeridad este fenómeno ¿Cuál fue la respuesta del gobierno ante esta crisis de salud en Loreto?

TW2

La reacción del MINSA, se hizo presente al cabo de unos días. Se declaró en alerta roja los establecimientos de salud y la oferta móvil complementaria instalada a nivel nacional, ante los efectos generados por el COVID-19, mediante la Resolución Ministerial Nº 225-2020-MINSA. Esta alerta roja permitirá incrementar el personal médico para la atención de pacientes con coronavirus. Y, las autoridades deberán realizar un diagnóstico de la problemática derivada de la pandemia, y, con esa información determinar cuáles son los recursos a ser priorizados para la atención de la emergencia.

Asimismo, durante la citada conferencia, el ministro Zamora informó los avances con respecto a Loreto: "Hoy día por ejemplo en Loreto, una de las regiones más golpeadas. No solamente por esta pandemia sino por otras que todavía no culminan, como es el dengue y la leptopirosis. Duramente golpeada en su población y también agotados sus recursos humanos. Nosotros el día de ayer hemos enviado 21 profesionales (18 médicos y 3 enfermeras). Hoy día parten 16 profesionales adicionales. Lo mismo está pasando en Lambayeque donde tenemos 74 profesionales adicionales que van a llegar durante la semana."

La lógica del MINSA: desabastecer a unos para proveer a otros

Destacar personal médico para Loreto, a razón del explosivo colapso hospitalizario, tiene mucho sentido, pero poco entendimiento del problema de fondo. Si bien la medida es indiscutiblemente positiva, es preciso hacer algunas observaciones, si el objetivo es evitar otro posible escenario con las mismas dimensiones.

Según, como entiende el ministro Zamora, si en Loreto ya no hay camas de UCI, esto se arregla suministrando equipamiento médico y personal a los hospitales. Mas no es cierto. Si analizamos el número de pacientes hospitalizadas por coronavirus (3968) y la cantidad de camas de UCI disponibles (719), estamos ante una contradicción irreparable entre necesidad y recursos. Por tanto, la única salida es trasladar camas de UCI de un lugar a otro, como lo afirmó sin reparo a RPP: “Las diferencias son el sur. Las camas no están siendo utilizadas en su total dimensión. En Loreto ya llegamos al límite de camas UCI.”.

Ni hablar de las personas que llaman a la línea 113 y aun presentando alguno de los síntomas no son atendidos de inmediato, obligándolos a quedarse en sus casas sin un debido control del personal de salud. También al aplicarse la prueba de descarte molecular, se debe esperar varios días por el resultado; mientras tu salud puede empeorar o estar contagiando a más personas de ser positivo.

La “magnífica norma” de declaratoria de alerta roja, en rigor, no ha previsto las camas de UCI disponibles, los ventiladores mecánicos operativos y el personal médico mínimo requerido. Se diseñó sin un análisis concienzudo de la realidad concreta del sector salud, porque pese a establecer pautas que ayudarían mucho a enfrentar la pandemia, el país no reúne las condiciones para sacar su máximo provecho, debido a que los implementos y equipos médicos son escasos ante la demandante necesidad. En resumen, la fuerza impositiva de una norma no puede modificar las condiciones materiales del sistema de salud, a lo mucho será un paliativo.

SE ROMPE EL SILENCIO EN LORETO: HABLAN SUS MEDICOS Y POBLADORES

En diálogo con BBC Mundo, Luis Leonardo Runciman, Decano del Colegio Médico en Iquitos, indicó que “Los dos hospitales de Iquitos están desbordados. No tenemos donde atender a ningún paciente más y eso significa que las personas van a morir en sus casas". Por su parte, el Director Regional de Salud de Iquitos, Luis Minaya León, confirmó a BBC Mundo que “A esta crisis se suma también que no tenemos medicamentos suficientes para atender a los pacientes. Estamos escasos de medicinas que son vitales para personas contagiadas de covid-19”.

Semejante opinión tuvo el Director del Hospital Regional de Iquitos, Harold Cervantes: "La demanda que ha tenido que recibir el hospital ha sido brutal. Sin embargo, ayer nos hemos conseguido más de 100 camillas que son prácticas en caso de desastres. Y hemos instalado en todos los lugares donde pudieran estar los pacientes.". En cuanto al número de pacientes, aseveró que al momento habían casi 350 hospitalizados por COVID-19.

Una pobladora de Loreto, con mucho pesar narró el sufrimiento que se vive en el Hospital III Iquitos de EsSalud Loreto: "Que podemos hacer, la vida aquí adentro en este hospital es caótica, triste. Ver como los pacientes se desesperan uno solo. El hospital está lleno. Faltan camillas. Es un caos este hospital. Quisiera que las autoridades no solamente sea este hospital el que atienda, sino los centros de salud y más hospitales.".

Hospitales con los pasillos llenos de pacientes y muchos otros amaneciendo al rededor. Esperando, quizás, que se desocupen las pocas camas disponibles. Sin más espacios, es inevitable no tirarse en colchonetas, en el piso, o en las áreas verdes. Con el sector salud atrasado tecnológicamente y desprovisto de equipos médicos, invertir la crisis sanitaria causada por el COVID-19 en regiones de alto riego como Loreto, será una misión imposible.



En conclusión, por más que se trasladen profesionales médicos a Amazonas, esta acción será inútil si en principio no se revierte la precaria y descuidada condición de sus hospitales. A la par, deberá equiparse y fortalecer los centros de salud, para atender pacientes de coronavirus.

El colapso de los dos hospitales de Loreto no es producto de los 827 casos positivos, sino de la falta de respuesta oportuna para prevenir más contagios y segundo, de la endeble capacidad para atender a todos y cada uno de las personas que acuden por atención médica, incluyendo enfermedades distintas. Sin estas fórmulas, el MINSA no obtendrá prerrogativas ni grandes avances en el tiempo más próximo.

Por: Sandora

195

Últimas Noticias