Izquierda
Covid-19

Sputnik V: Rusia registró la primera vacuna contra el coronavirus

Con el nombre de Sputnik V, esta mañana Rusia registro la primera vacuna contra el Covid-19. El ministro de Salud de Rusia, Mijail Murashko, afirmó que la vacuna mostró su efectividad y seguridad. Mientras tanto, la ONU muestra una actitud de suspicacia.

(Foto): Putin anuncia registro de primera vacuna contra el Covid-19

Redacción El camino prensa

elcamino@gmail.com

Actualizado el 12/08/2020 a las 22:12

En una anterior nota del 06 de Julio del presente año, este órgano de prensa publicó una nota respecto a la acelerada y vertiginosa carrera de diferentes países por encontrar la vacuna contra el COVID-19. De menos de 10 candidatos, con una posición avanzada en las investigaciones científicas, se encontraban más avanzados cuatro proyectos desarrollados por laboratorios e instituciones chinas, dos estadounidenses (Moderna/Niaid e Inovio Pharmaceuticals), una de Gran Bretaña dirigida por la Universidad de Oxford que cuenta con la participación italiana, y una perteneciente a un consorcio formado por laboratorios privados de Alemania, China y Estados Unidos (BioNTech/Fosum Pharma/ Pfize).

Sin embargo, esta mañana Rusia sorprendió al mundo con el registro de la primera vacuna contra el COVID-19, superando de esta manera a proyectos que parecían más avanzados, o eso comunicaba con vehemencia organismos supranacionales como el Organismo Mundial de la Salud (OMS); ahora, duramente criticado por recomendaciones restrictivas al uso de medicamentos alternativos como lo fue en su momento la Ivermectina, y ahora el Dióxido de Cloro para el tratamiento del COVID-19, pese a múltiples estudios favorables el uso de dichos medicamentos.

El presidente ruso Vladimir Putin, anunció este 11 de agosto que su país ha registrado la primera vacuna contra el coronavirus del mundo. “Funciona de una manera más precisa y crea una inmunidad persistente”, afirmó Putin durante una reunión con los miembros del Gobierno.

El mandatario precisó que la vacunación de la población deberá realizarse exclusivamente de forma voluntaria, agregando que espera que la producción en masa del medicamento empiece en breve.

sputnik Sputnik V/ Russan Direct Investmentfund

La vacuna contra el coronavirus fue bautizada “Sputnik V” (V de Vacuna), en homenaje al primer satélite soviético, recordando que gracias a ella se impulsó la exploración del espacio.

Además, desde el Fondo de Inversión Directa de Rusia manifiestan sobre el gran interés que existe en el extranjero, ya que han recibido solicitud de más de 20 países, para la compra de un total de 1 000 millones de dosis de la vacuna contra el mortal COVID-19.

Si bien por el momento se desconoce qué países han realizado las solicitudes, Krill Dmítriyev indicó que Rusia ha acordado producir su vacuna contra el nuevo coronavirus en cinco naciones [una de ellas podría ser Cuba], y que espera recibir la aprobación para la producción del fármaco en varios Estados latinoamericanos para noviembre, según informó RT.

Suspicacia en la OMS

El Organismo Mundial de la Salud mostró una actitud apática, pese a los avances de la producción del fármaco, pues advirtió que la anunciada vacuna contra el COVID-19, deberá seguir los tratamientos de precalificación y revisión que establece el organismo.

“Acelerar los procesos no debe significar poner en compromiso la seguridad”, señalo en rueda de prensa el portavoz de la OMS, Tarik Jasarevic, quien añadió que la organización está en contacto con las autoridades rusas y de otros países para analizar los progresos de las distintas investigaciones de vacunas contra el nuevo coronavirus.

tarik Tarik Jarasevic, portavoz de la Organización Mundial de la Salud/ Twitter.

Guerra Fría de las Vacunas contra el COVID-19

La batalla por encontrar una nueva vacuna contra el COVID-19, no solo se está peleando desde los laboratorios de las principales farmacéuticas y universidades del mundo, sino que ha tomado un tinte cada vez más político, que ha incluido incluso acusaciones de espionaje, como lo realizó Reino Unido, Estados Unidos y Canadá en un comunicado conjunto, en el cúal, acusaba a Rusia de intentar usurpar la propiedad intelectual de los laboratorios y universidades que trabajan en el desarrollo de sus propias vacunas, tal como manifiesta El País.

Como fuera la situación, coincidiendo con los expertos en Relaciones Internacionales, consultados por el medio de prensa Expansión, “quien desarrolle una vacuna ganará un enorme poder de influencia en el mundo, así como un negocio farmacéutico millonario”.

A todo esto, ¿dónde están los resultados e investigaciones de las universidades e institutos del Perú? Con un presupuesto de 3.9 del PBI para la educación y una ministra de Economía que se opone a priorizar el sector, seguiremos indudablemente a ser el último vagón del tren del conocimiento y ciencia.

522

Últimas Noticias