Izquierda
Latifundios

Vuelven los terratenientes: Grupo Romero controla más de 25 mil hectáreas en la Amazonia

El Grupo Romero es una de las principales familias que concentran mayor riqueza en el Perú y han tenido relaciones políticas del más alto nivel. Antiguos terratenientes que vuelven a controlar 32 800 hectáreas sembradas de tierras en el Perú.

(Imagen): El pecado de las palmas- Latam

Redacción El camino prensa

elcamino@gmail.com

Actualizado el 31/07/2020 a las 10:21

El Grupo Romero es uno de los Grupos de Poder Económico más grande del Perú. Dueños de Alicorp, Credicorp, BCP, Textiles Piura, Palmas del Espino y otros muchos más. Tuvo sus orígenes en emigrantes españoles que se convirtieron en terratenientes en Piura hasta que la Reforma Agraria les despojó de la concentración de tierras, y con su capital y los bonos otorgados por Velazco Alvarado, entraron en otros rubros de la economía nacional.

El Grupo Romero conocido por su fuerte presencia en el sector bancario con el BCP y productos alimentarios con Alicorp, según Ojo Público, hace ocho años no tenía exportaciones de aceite de palma, pero que, en los últimos 7 años, han exportado 346 mil toneladas (US$ 253 millones) de aceite. La empresa agroindustrial de esta familia, ha concentrado más de dos tercios de las exportaciones entre aceite refinado y crudo (69%). Así mismo, que la creciente demanda mundial del aceite de palma, ha ido acompañado de conflictos sociales y desforestación principalmente en la selva amazónica.

Según el Sociólogo Francisco Durand, el Grupo Romero, mediante sus dos subgrupos agroindustriales, se han constituido en los principales terratenientes de la Amazonia peruana, con tierras en varias regiones desde San Martin a Loreto, sumando un total de 25 000 hectáreas sembradas al 2015. Así mismo, con el grupo Caña Brava, concentran en el valle de Chira-Piura, un total de 7 800 hectáreas sembradas de caña de azúcar. Con lo cual, este Grupo de Poder Económico, concentraría un total de 32 800 hectáreas de tierras sembradas, convirtiéndose en el principal latifundista del Perú en el siglo XXI.

Grupo-Romero-Palma-Aceitera

El reportaje de Ojo Público, “Mercado de palma no garantiza productos sin deforestación”, de 8 de junio, denuncio ensombrecimiento de boyante negocio de palma aceitera, por investigaciones oficiales vinculados a deforestación e irregulares certificaciones ambientales, donde el Ex Director de la DGAAA del MINAGRI fue sentenciado por Delito Ambiental a cuatro años de prisión suspendida, en diciembre de 2019. Según refiere el medio, “fue dictado la sentencia por haber aprobado ilegalmente en el 2013 las certificaciones ambientales de cuatro proyectos para palma en Loreto pertenecientes a compañías del Grupo Romero (Islandia Energy SA, Empresa Desarrollos Agroindustriales Sangamayoc SA, Empresa Agrícola La Carmela SA y Empresa Palmas del Amazonas SA)”.

Así mismo, reveló el mismo reportaje periodístico citado, que en setiembre de 2019, luego de seis años de investigación de la fiscalía ambiental de Yurimaguas, la Corte Superior de Justicia de Lima resolvió una denuncia que involucraba a la empresa Palmas de Shanusi SAC del Grupo Romero por la deforestación de 500 hectáreas de bosques en la región San Martín, con el fin de ampliar sus fronteras de cultivo de palma aceitera en la zona.

La Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO, por sus siglas en inglés), que integran también las compañías peruanas productoras de palma aceitera, entre ellos las compañías del Grupo Romero, es un organismo sin fines de lucro que tiene por objetivo que las empresas que tienen actividades en el rubro, deben “reducir el impacto negativo del cultivo de aceite de palma en el medio ambiente y las comunidades”, quiere decir por ejemplo, que las empresas den garantías de que la palma que usan no proviene de bosques deforestados o de otras actividades ilícitas. Las certificaciones que otorga la RSPO sirven también para establecer la trazabilidad de la cadena.

Según reportaje de Ojo Publico, en el mundo tenemos el 20% de aceite certificado por la RSPO, pero hay un 80% que todavía no lo está. La empresa Industria del Espino SA (que es representada ante la RSPO por otra compañía del Grupo Romero: Palmas del Espino SA), en su calidad de integrante de la mesa, le ha propuesto a la RSPO en el último informe anual que le presentó, que en el 2025 logrará que toda su cadena de suministros sea certificada al 100%. Quiere decir esto que, las 25 mil hectáreas de tierras sembradas del cual son dueño el Grupo Romero, no necesariamente cumplen con los standares del RSPO, dando pie a suponer que no solo se han hecho nuevamente grandes terratenientes sin ningún control estatal, sino que, además, el cultivo de la palma puede estar causando deforestación de la Amazonia.

La Reforma Agraria, no solo fue justa por reconocer el papel fundamental del campesinado en la producción de la tierra, sino también al dar ruptura de continuidad a la hiperconcentración de tierras por pocas familias. Ya que la propiedad sobre grandes extensiones de tierras no solo es capacidad económica (riqueza), sino también significa diferencia en el estatus social y poder político. Mientras existan miles de campesinos sin tierras, no puede ser tolerable en un país que busca la justicia social, que unos pocos acaparen miles de hectáreas con la anuencia de los gobiernos. ¿Qué harán los partidos en el Congreso al respecto?

3646

Últimas Noticias